Consejos a la hora de elegir un colchón esta Navidades

Consejos a la hora de elegir un colchón esta Navidades

Ahora que se acercan las navidades es probable que hayáis pensando en comprar un nuevo colchón para que vuestra espalda pueda descansar tranquila de una vez por todas; o mismamente podría ser que vayáis a recibir invitados y que no tengáis donde meterlos, requiriendo la compra de uno o dos colchones. Ya sabéis, cosas de la navidad, la época en la que las buenas intenciones vienen y la familia se amontona; qué le vamos a hacer. Ahora bien, determinar qué colchón es más adecuado no es una tarea sencilla, pues resulta que dependiendo de la condición del usuario puede ser que lo que para uno es bueno para el de al lado no lo sea. De ahí que en esta ocasión vayamos a mostraros un pequeño resumen de cómo escoger el colchón adecuado.

Cómo escoger el colchón adecuado

Primero de todo debéis saber que no todos los colchones sirven para todos los cuerpos, pues resulta que una persona de 110 kg no tendrá las mismas necesidades que uno que pese 60 kg. De igual manera no será lo mismo que ese peso sea acorde a la altura o no, pues los puntos de presión entrarían a influenciar más de lo debido. Y ya qué decir de cuando se sufre algún tipo de molestia o enfermedad en la espalda, o en general en los sistemas óseo o muscular, donde un colchón puede acabar marcando la diferencia entre empeorar la situación o todo lo contrario. De ahí que debáis asesoraros con detenimiento a la hora de hacer vuestra compra.

De todas maneras, consejos de este tipo siempre os vendrán bien. Y es que aquellos que tengáis condiciones especiales debéis tener siempre en mente qué es lo que realmente necesitáis. Por ejemplo, si sois de los que sudáis mucho por las noches no deberíais aventuraros con un colchón de latex, pues este este material no tiene capacidad alguna de transpiración, y ello quiere decir que por la mañana os podríais despertar rodeados de un pegajoso charco de sudor. No suena muy agradable, ¿verdad? Pues qué os vamos a contar si vivís en una zona de humedad; las noches podrían ser insufribles. En estos casos lo más adecuado son los viscoelásticos o los clásicos colchones de muelles.

Y claro está que la base sobre la que vayáis a colocar el colchón también influye de sobremanera, ya que dependiendo del somier que tengáis habrá opciones que no serían muy recomendables. Por ejemplo, si tenéis un somier de tabla estrecha podríais emplear un colchón de latex o uno viscoeslástico, pero nunca uno de muelles, ya que tienden a deformarse. Y si en cambio tenéis un somier de tabla ancha o un canapé podréis optar por cualquier tipo a excepción del latex, ya que como os comentábamos anteriormente, su capacidad de transpiración es nula; y cerrándole el espacio por abajo no haríais más que empeorar las cosas.

Cada colchón es un mundo, y por ello en Colchonería Gorricho os invitamos a que consultéis con nuestros profesionales, pues nadie mejor podrá guiaros a la hora de escoger el colchón más adecuado a vuestras necesidades. Podéis encontrarnos en Tafalla 26 Bis y Benjamín de Tudela 8 (ambos en Pamplona), en el 948 23 44 92 o en gorricho@colchoneriagorricho.es