3 maneras de recordar los sueños

3 maneras de recordar los sueños

Has soñado con algo bonito (o malo) y quieres contarlo al día siguiente a algún amigo o familiar. Pero, cuando te pones a contarlo… no te acuerdas exactamente en qué consistía ese sueño. Sólo sabes que soñaste algo, pero se te ha olvidado qué era y por qué era importante. O básicamente, cuentas el sueño a medias. ¿Te ha pasado alguna vez? Nada peor que saber que algo interesante pasó por tu cabeza y comprobar que ya no te acuerdas. ¡Quizá hasta fuera una gran idea lo que soñaste!

Por ello, te dejamos aquí tres sencillos trucos que te ayudarán a recordar los sueños. Para esos momentos en que te despiertes y pienses “esto se lo tengo que contar a alguien”.

Consejos

Guarda un papel y boli junto a la cama. Tan pronto como te despiertes del sueño, anota los detalles del mismo, o pon tres palabras que te ayuden a recordarlo al día siguiente.

Cuando te despiertes, no te levantes en seguida. Intenta mantener tu mente unos minutos en blanco, intentando recordar lo que soñaste. Evita incorporarte y empezar a pensar en otras cosas. Poco a poco los detalles del sueño vendrán a tu mente.

Partir de una idea principal. Intenta recordar pequeños detalles del sueño que te hagan llegar a la idea principal. A partir de ahí podrás ir recordando más detalles. Hazte preguntas sencillas como: ¿quién estaba en el sueño?, ¿dónde ocurría?, etc

Utilizamos cookies propias y de terceros analíticas y publicitarias para la elaboración de perfiles basados en hábitos de navegación del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar