El “probador de colchones”

El “probador de colchones”

Te costará creerlo pero, sí: el probador de colchones no es un invento. Hay gente que se gana la vida tumbándose en colchones. 

Un trabajo diferente

Imagina por un momento que tu trabajo consiste en tumbarte en diferentes colchones, probar posturas, moverte… Y decidir si merece la pena o no ese colchón. De tu decisión dependerá la producción en cadena de los mismos.

Además, gracias a este trabajo, las empresas pueden avanzar en la realización de nuevas y mejoradas técnicas en la realización de colchones para personas y, sobre todo, para aquellas aquejadas de algún mal.

Un trabajo soñado para mucho pero no apto para soñadores. Evidentemente, quien tiene este puesto no lo usa par “descansar” o par “dormir”. Sino para facilitar que otras personas lo puedan hacer correctamente.

Hace unos años, un anuncio en prensa pedía, para un famoso fabricante de colchones, 300 españoles que quisieran meterse en la piel de un probador de colchones. Estos candidatos debían responder a un cuestionario sobre las propiedades de diferentes colchones y los aspectos relativos al descanso obtenido con su uso. En este caso, el puesto era para un tiempo concreto, pero hay gente que se gana la vida así.

Pero no es éste el único empleo extraño o que pueda sorprender a la gente. Para los más interesados, compartimos este enlace a la revista 20 minutos donde se habla de otros trabajos curiosos.

Utilizamos cookies propias y de terceros analíticas y publicitarias para la elaboración de perfiles basados en hábitos de navegación del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar